viernes, 1 de noviembre de 2019









Federico Cantú 1907-1989
Rostro de Gloria 1950
Escultura yeso patinado
30X20X17cm
Colección Cantú Y de Teresa


On Bord
S.S Mexico

New York And Cuba Mail Steamship Company
Nov 17 de 1938

Mi Gloria adorada, mucho he pensado en ti y eres antes que nadie a quien escribo
Si es cierto que debo escribirle a Diana y a Mamá, primero a ti porque necesito convencerte de lo mucho que siento tu falta de fe en mi.
Porque dudas de esa manera de mi cariño? Porque has de tener la idea de que soy un hipócrita?
Porque confundes mis enormes deseos de triunfar con otras cosas ajenas a mi 
uuu las que no he pensado siquiera, borracheras , viejas etc…

con los mayores deseos de abrirme paso he tenido que hacer este viaje en la forma que tu sabes mejor que nadie, De prisa, “bruja” y con una nerviosidad tal 
que en este momento tengo aun el dinero mexicano en la bolsa , y en el vapor no me lo cambian Tendré que cambiar una parte en Habana y otra con unos militares mexicanos polistas que viajan en este mismo barco 
El barco es bonito pero he cambiado tanto que ahora los americanosgentes que yo imaginaba como Tonny Glerias , Luis Sterets






Obra Monumental en la Unidad Independencia


Federico Cantú es uno de los pocos pintores que a pesar de pertenecer al grupo de los grandes maestros de la plástica mexicana del siglo XX su iconografía permaneció distante y no cedió al incansable acoso de las posturas de la llamada “mexicanidad”. El mismo Federico afirmaba que dentro de su obra podríamos encontrar una extensa variedad de corrientes espirituales de diferentes estilos. Sin embargo, su legado advierte un sello muy personal. 
En Cantú, la mexicanidad es universal y para entender todo este laberinto iconográfico, el artista retoma una de las frase que discutió en el café de La Rotond, con su amigo y protector Alfonso Reyes durante su larga estadía en Montparnasse de 1924 a 1934: “la única manera de ser provechosamente nacional consiste en ser generosamente universal” y agregaba “pues nunca la parte se entendió sin el todo”. 
Federico Heraclio Cantú Garza, mejor conocido como Federico Cantú, nació el 3 de marzo de 1907 en Cadereyta de Jiménez, Nuevo León. Cantú personifica uno de los más sorprendentes artistas del pasado siglo. Su obra encaja dentro de tres grandes escuelas del siglo XX: la Escuela de París, la de Nueva York y la Mexicana de Pintura, por ello se desprenden obras que abordan la comedia del arte, la mitología, la obra sacra, el retrato, los pasajes histórico-mitológicos y un sinnúmero de obras basadas en las grandes oratorias y óperas del extenso barroco europeo. 
Fue un virtuoso del buril, el cincel y el pincel. Federico dominó con la misma maestría, el arte de caballete como la pintura mural, que conocemos. 
En este recorrido, intitulado Memoria mural, Cantú recuerda en una entrevista de 1985 cómo a su temprana edad, viviendo con su madre la escritora Luisa Garza (Loreley), en San Antonio, Texas, ya estaba pintando en los pizarrones de la escuela. Entre sus temas estaban la natividad y pasajes de la historia de Estados Unidos.

martes, 3 de septiembre de 2019

70 Aniversario del Salón de la Plástica Mexicana                          Septiembre 5                Salón de Pintura     CYDT

Como parte de las actividades por el 70 Aniversario del Salón de la Plástica Mexicana, presentamos la exposición 
Salón de Pintura . Con esta retrospectiva organizada por el Instituto Nacional de Bellas Artes y para rendir homenaje a los maestros fundadores y maestros contemporáneas 
Mas de 250 obras de caballete, se presentan de manera simultanea en todas las salas este próximo jueves 5 de septiembre del presente.
Para la colección de Arte Cantú Y de Teresa es un honor el poder colaborar en dicho proyecto de aniversario incluyendo obras de maestros como : Guerrero Galván , Federico Cantú, , Manuel Echauri, Guillermo Meza  cuatro de los maestros fundadores y tres aun anteriores a la transición que nos llevo a la ruptura : Gloria Calero y Enrique Reyes y Benito Messeguere ambos tres  pertenecientes a la segunda generación e maestros del Salón. Todos ellos incluidos dentro de nuestra colección de arte cydt.  Dicha muestra nos permitirá reflexionar en trono a las tendencias, estilos y modas que a lo largo de siete décadas han marcado nuestra historia del arte.


Adolfo Cantú
Art Consultant & Specialist 

jueves, 23 de mayo de 2019

Salón de Escultura 2019 

CYDT 



Los rasgos definitorios primordiales del arte escultórico durante el siglo XX fueron la pérdida de la condición figurativa y, a través del amplio abanico de opciones abierto por las sucesivas vanguardias, la aproximación al concepto de obra de arte de cualquier objeto tridimensional, convenientemente sometido a la acción o a la interpretación del creador.




Una característica importante de la escultura del siglo XX es el papel que la pintura ha jugado en ella. Desde el renacimiento el pintor ha ocupado una posición dominante en las artes visuales. Por lo que, el renacimiento de la escultura en el siglo XX ha sido en gran parte el resultado de una interacción sana entre ésta y la pintura. Los escultores han mirado en la pintura y han sido profundamente influenciados por cada movimiento de la pintura moderna. Pero, también, los pintores han mirado en la escultura, y muchos han producido importantes esculturas.


Adolfo Cantú
Collection de Arte Cantú Y de Teresa

jueves, 18 de abril de 2019

Federico Cantú 1907-1989



The Last Supper is the final meal that, in the Gospel accounts, Jesus shared with his Apostles in Jerusalem before his crucifixion. The Last Supper is commemorated by Christians especially on Maundy Thursday.The Last Supper provides the scriptural basis for the Eucharist, also known as "Holy Communion" or "The Lord's Supper".

The three Synoptic Gospels and the First Epistle to the Corinthians include the account of the institution of the Eucharist in which Jesus takes bread, breaks it and gives it to the Apostles, saying "This is my body given to you" (though the apostles are not explicitly mentioned in the account in First Corinthians). The Gospel of John does not include this episode, but tells of Jesus washing the feet of the Apostles, giving the new commandment "to love one another as I have loved you", and has a detailed farewell discourse by Jesus, calling the Apostles who follow his teachings "friends and not servants", as he prepares them for his departure.

martes, 19 de marzo de 2019




The name "Iztaccíhuatl" is Nahuatl for "White woman", reflecting the four individual snow-capped peaks which depict the head, chest, knees and feet of a sleeping female when seen from east or west.
Iztaccíhuatl is to the north of Popocatépetl, to which it is connected by the high altitude Paso de Cortés. Depending on atmospheric conditions Iztaccíhuatl is visible much of the year from Mexico City some 70 km (43 mi) to the northwest.
The first recorded ascent was made in 1889, though archaeological evidence suggests the Aztecs and previous cultures climbed it previously. It is the lowest peak containing permanent snow and glaciers in Mexico.
Popocatépetl (Spanish pronunciation: [popokaˈtepetl] (About this soundlisten); Nahuatl: Popōcatepētl [popoːkaˈtepeːt͡ɬ] (About this soundlisten)) is an active stratovolcano, located in the states of Puebla and Morelos, in Central Mexico, and lies in the eastern half of the Trans-Mexican volcanic belt. At 5,426 m (17,802 ft)
it is the second highest peak in Mexico, after Citlaltépetl (Pico de Orizaba) at 5,636 m (18,491 ft).
It is linked to the Iztaccihuatl volcano to the north by the high saddle known as the Paso de Cortés.



Popocatépetl is 70 km (43 mi) southeast of Mexico City, from where it can be seen regularly, depending on atmospheric conditions. Until recently, the volcano was one of three tall peaks in Mexico to contain glaciers, the others being Iztaccihuatl and Pico de Orizaba. In the 1990s, the glaciers such as Glaciar Norte (North Glacier) greatly decreased in size, partly due to warmer temperatures but largely due to increased volcanic activity. By early 2001, Popocatépetl's glaciers were gone; ice remained on the volcano, but no longer displayed the characteristic features of glaciers such as crevasses.
Lava erupting from Popocatépetl has historically been predominantly andesitic, but it has also erupted large volumes of dacite. Magma produced in the current cycle of activity tends to be a mixture of the two.





martes, 29 de enero de 2019

XXX Aniversario Federico Cantú




29 de Enero de 1989
Eternamente Federico XXX años
Federico Cantú
Nacido el 3 de marzo de 1907 en Cadereyta de Jiménez Nuevo León, fue un prodigioso talentoso maestro del arte del pasado siglo XX , desde muy joven, tenía apenas catorce años cuando comenzó una trayectoria artística.
Federico se matriculó en la Escuela al Aire Libre de Coyoacán, entonces recién establecida por el maestro ‪Alfredo Ramos Martínez en la Ciudad de México‬ en 1922. Allí, el joven alumno absorbió las lecciones impresionistas de su maestro.
Poco después, el joven Cantú encontró trabajo como achichincle de Diego Rivera recién llegado de años en Europa y a punto de desencadenar un proyecto mural que cambió la ciudad capital e impulsó las carreras de numerosos artistas.
Cantú vivió el bohemio de París durante una década (1924-1934).
El humanista e intelectual mexicano Raúl Rangel Frías describió elocuentemente los colores de Federico Cantú como llenos de emoción lírica. Sus luminosos rojos y verdes crean y agregan sustancia a lo inmaterial. De hecho, creía que el artista tenía un toque de magos que le permitía dotar a sus pigmentos, consideraba la habilidad de dibujar de Cantú, incluso como un artista joven, lleno de energía, ya que las delicadas líneas de sus composiciones transmitían un vigor rítmico.
Cantú, sin embargo, no se quedó mucho tiempo en la Ciudad de México y navegó a París en 1924. Casi de inmediato se encontró con todas las luminarias de vanguardia como Pablo Picasso, Mateo Hernández, José Decrefft, Lino Eneas Spilimbergo, Gino Severini, Tsugouharu Foujita también el surrealista André Breton, Paul Éluard, José Moreno Villa, Cesar Vallejo, Antonin Artaud (quien vivió en México en la casa de Cantu durante 1936)
Viviendo en París, Cantú se muda a California donde presenta sus primeras grandes obras de exhibición como Madonna y Vírgenes mismas que se convertirán en un tema recurrente en la obra de Cantú.
Si bien los temas los había pintado desde sus días en la Escuela al Aire Libre de Coyoacán. Con el tiempo esta devoción por el arte sacro se vera incrementada gradualmente, de modo que en 1928 Cantú pinta su primer mural en Pasadena California , donde incluye la figura del Cristo Negro, así como el Descanso en la Huida a Egipto, donde la Virgen y el Niño son las figuras centrales. La serie de dibujos en tinta del Cuaderno de dibujo de Cantú ya narra los temas de este laberinto bíblico.
Existe una dualidad en el pensamiento del joven artista sobre las mujeres, que por un lado constituyen un símbolo de fertilidad y erotismo situándolos en entornos sacros y profanos.
Federico Cantú dijo sobre su llegada a París en 1930: "a mi regreso a Montparnasse, descubrí que mi taller había sido alquilado y las obras vendidas al mejor postor. Debo haber perdido miles de obras, incluidos dibujos, esculturas, bocetos y óleos. ".
En ese momento, Federico no se imaginó que, aunque regresó a París con la idea de completar el ciclo de diez años que había comenzado en 1924, su trabajo pronto volvería a estar en el limbo porque, como lo dijo Antonin Artaud en su visita de 1936. Para México, Francia se enfrentó a la incertidumbre de otra guerra.
Cuando Cantú regresó a México, comienza exposiciones extraordinarias junto con Diego Rivera, Rufino Tamayo, José Clemente Orozco, el doctor Atl ... y pronto Federico escoge los temas de la vida bohemia de Paris ahora reflejados en el Bar Le Papillon.
Estos murales en panel que ostentaban el tema de Arlequín mimo que titularía “ La vida, la pasión y la muerte del arlequín” . Papillon Bar (1934), reflejan el espíritu bohemio de Montparnasse. La figura del arlequín acompañada de desnudos femeninos para Cantú proporcionó una inmensa inspiración mientras explotaba el tema en sus numerosos dibujos mientras vivía en París.
Un año después, Cantu comienza una larga carrera de exhibición en las Galerías Stendahl de los EE. UU. En el mismo período en que Picasso también expone el Guernica.
Muy pronto, Federico decide instalarse en Nueva York para exponer en los museos más importantes.
A lo largo de su vida, Federico se sintió atraído por el mundo de la mitología, como lo demuestran dos de sus dibujos más antiguos: Ícaro (1926) y Orfeo (1926).
Cantú, el incansable grabador y escultor, recrea escenas y personajes tomados del mundo fértil de la mitología grecorromana y mesoamericana. Describe mitos y narra todo el flujo de historias que en un tiempo sirvieron de base para una religión, y que a su vez incluye dentro de la iconografía católica, personajes e ideas delicadamente combinados, recordando el paso de un centauro a los pies del Nazareno.
Todas estas creencias, traídas a nuestra tierra en el continente americano, hacen de Cantú un excepcional maestro de la pintura. Las ideas y los temas duran más particularmente hasta nuestros días, dentro del mundo de las artes visuales.
Este universo irreal relaciona a lo largo de su existencia, un universo de formas y temas que seguirán el arte de Federico Cantú dentro de la divinidad misma, que se expresará años más tarde en la Iglesia Purísima de Monterrey, la Iglesia Parroquial de San Miguel de Allende, El Museo regional de Morelia, el ex Convento de San Diego y la ‪Capilla de los Misioneros de Guadalupe en la Ciudad de México‬ y, por supuesto, en la Colección de Pinturas del Museo Vaticano.
Hoy a treinta años de su partida nos admiramos de su legado recordando el laberinto trazada en su iconografía que va desde una sucesión de figuras mitológicas como Ulises, Apolo, Diana, Néstor, Casandra, Eurídice, Minotauro, Penélope, pasando por las figuras titánicas de nuestra historia , Tláloc, Xilonen ,Quetzalcóatl , Hidalgo, Morelos, Juárez , Zapata, Carranza………….
Federico se despide Recordando las palabras de Henry Miller.......... No tengo dinero,
ni recursos, ni esperanza. Soy el hombre mas feliz de la vida. Hace un año , hace seis meses, pensaba que era un artista. Ahora ya no pienso en ello; Ahora Soy.
Adolfo Cantú
Colección Cantú Y de Teresa

viernes, 28 de diciembre de 2018



Federico Cantú Garza 1907-1989 . Dentro de las festividades de su XXX Aniversario Luctuoso
Metamorfosis, vida y obra – Federico Cantú



70 Años del Salón de la Plástica Mexicana 

El Salón de la Plástica Mexicana presenta la exposición homenaje 
A Federico Cantú Garza 1907-1989 dentro de las festividades de su
 XXX Aniversario , dicha muestra se lleva a cabo el mes de Enero del 2019



l proyecto presenta la búsqueda de la Mexicanidad , dentro del legado de un artista que transitó en la Escuela de Paris , la Escuela al Aire libre y que junto con los grandes de la época , fue maestro fundador de la Esmeralda y el Salón de la Plástica 
La muestra presenta la evolución del arte surgida en el Paris del XIX y que culmina con la creación de un lenguaje plástico nacionalista , en ella encontramos a manera de dialogo obra de Félix Parra , Alfredo Ramos Martínez , Ferdinand Barbedienne,  Pierre-Auguste Renoir , Tamiji Kitagawa y el legado Ukiyo-E y su impacto en el impresionismo que trascendió y tomo una lectura nacionalista bajo la escuela al aire libre, toda una universalidad que dará forma a el legado de Federico Cantú Garza.

 Metamorfosis, vida y obra – Federico Cantú
Esta muestra está compuesta por 
Obra de caballete , proyecto mural  escultura , 
cuadernos de trabajo y proyecto mural 
Y se Presenta en la sala IV del Salón de la Plástica Mexicana 
A partir del 29 de Enero del 2019


Coleccion de Arte  Cantú Y de Teresa
Coleccion Museo Casa Estudio Federico y Elsa


Federico Cantú Garza 1907-1989
XXX Aniversario

Enero 1989-2019
CYDT
Salón de la Plástica Mexicana